5 cosas que detestan escuchar los solteros.

1-“No seas tan exigente”.

Aquí el consejero normalmente no tiene ni idea de tus estándares, es más, posiblemente ni siquiera sepa cuales son los atributos que buscas en un chico o en una chica. O tal vez sí, no obstante es un poco frustrante que te lo repitan en un tono tipo “si quieres pareja, tienes que ser menos selectivo (a).” Ok, tal vez haya un poco de razón en el sentido de que quizás estás aferrado a un tipo de caracteres en particular que ni siquiera sean tan importantes, pero fuera de eso, son tus normas y tu elección.

beth

2-“Ella o él se lo pierde…Y tú te lo ahorras”.

De esas frases que brotan en automático por parte de los amigos cada vez que pierdes el chance de enrolarte con alguien en quien mostrabas interés. No es que sea lo peor que pueden decirte pero en general es incómodo porque vamos, puede que se lo pierda pero a veces uno más que ahorrárselo, se queda con las ganas de ir al cine y hacer de todo con esa persona, así que vale, se lo pierde pero técnicamente una (o) también.

estefan

3-“Sal más a menudo”.

Una cosa es tratar de buscar el amor y otra muy distinta es estar desesperada por encontrarlo. No es urgente ni es cuestión de vida o muerte como para que pases de un lugar a otro y de arriba a abajo queriendo pescar algo.
Suponen que no tienes nada mejor que hacer (escuela, trabajo, actividades extra, amigos) que quedarte encerrado y aislado. Todo a su tiempo.

grant

4-¿Ya consíguete a alguien, no?”.

Pff, desde luego. Hay una normativa en contra de la soltería que prohíbe a cualquiera estar soltera (o) porque…Pues porque va contra las buenas costumbres ¿no sabían?
La soltería es relativa y probablemente ellos confundan estar solo (a) con estar soltero (a) y el hecho de que tus amigos (as) tengan pareja no necesariamente te obliga a ti a tener una si no quieres o no estás en disposición. Es algo que normalmente se les olvida, que es una elección no tu obligación.

reactions-eye-roll-bitch-please-kill-me-krysten-ritter

5-“Ya llegará el o la indicada”.

“¿Sí? ¿qué tal tu hermana o tu primo?” Es lo que se nos viene a la cabeza cuando escuchamos esa frase tan banal y cliché. La o el indicado puede que sí estén aguardando allá afuera o tal vez no, tal vez esos indicados de los que tanto hablan ni siquiera te conozcan en la vida. Nadie puede saberlo.
Lo que hace realmente molesta a esta frase es que además de ser la más repetida en toda la lista es la que te deja una sensación lastimosa terrible, es como decir: “Oh pobre, bueno tranqui, que ya habrá alguien para ti, no sufras.” Y eso, es lo que nadie quiere escuchar tras terminar una relación que parecía tener un futuro prometedor.
Para los hombres es como una patada en la entrepierna y para las mujeres es un jalón de cabellos aderezado con “misericordia”.

christianb

 

 

 

Deja tu comentario!